Si puedes pagar la tasa de interés o no, es determinante a la hora de solicitar un crédito

Una tasa de interés no es más que un índice que registra la rentabilidad de un ahorro o el costo de un crédito. ¿Pero cómo se calcula? Teniendo en cuenta su relación directa entre el dinero solicitado y el plazo que te dan para pagarlo.

Traducción: tras solicitar un crédito, la entidad financiera a la que acudiste siempre te cobrará un adicional por el simple hecho de haberte prestado el dinero que requieres, en especial para hacerlo rentable y beneficioso.

Normalmente dicha tasa puede ser mensual o anual, dependiendo de los términos de cada crédito, por eso debes comparar cuál te conviene y se adapta a tus posibilidades de pago a corto y largo plazo para que no sea un dolor de cabeza.

¿Cómo puede afectar a tus finanzas? 

Cuando estés por solicitar un crédito es importante revisar el tipo de tasa de interés que la entidad te cobrará, así como su monto a largo plazo. Si no sabes cuál es y no terminas pagándolo a tiempo podrías: 

🚫 Caer en mora sin necesidad.

🚫 Acumularlas y endeudarte más y más.

🚫 Convertir el crédito en un favor impagable. 

Es sencillo decirlo, pero unas finanzas ordenadas son las herramientas más eficaces para alcanzar los objetivos que deseamos. Si no sabes en qué gastas o tendrás que pagar, no podrás saber si puedes optimizar tu dinero para cancelarlo como se espera de ti.

¡Cuida tu dinero y toma las mejores decisiones con nosotros!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.